Dios, La Muerte, El Amor y Yo

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Llévame como un tatuaje en tu brazo,

porque fuerte como la muerte es el amor,

y tenaz como llama divina

es el fuego ardiente del amor.

Cantares 8:6

 


 DIOS

 

Eso tan majestuoso, imponente, impertinente, sublime, caótico consolador, perfecto, perpetuo.

¿Será Dios?

Hay algo que todos sabemos; que Dios existe o no existe, y como separar todo ese marketing que nos vende respecto a esta figura, la verdad es que hay que discernir la paja del trigo, y esta sobre información que hay de Él, pero que importante es Dios cuando hay que aislar hasta su existencia, si el solo dudar te enreda. Dicen que hay un Dios que es una energía sublime, la voluntad, paz y amor,  la anarquía,  la libertad, el socialismo, el comunismo, la religión y la iglesia, son tantos que ya me aburrí.

Si, hablar de Dios aburre, es algo tan íntimo. Abstracto surreal

Hay tantos dioses

Tantos. Pero a mí me gustaría definirlo como una energía viva que està dentro, todos tenemos un Dios único y personal, siéntate y búscalo, bueno yo lo he sentido, me ha acariciado me da la mano y me acompaña, si deben pensar que ando loca, pero desde que acepte a mi Dios a quien le llamo MAGIA y para no ofender a mis ancestros también le digo;  Dios, diosito y esos nombres, que a ustedes les gusta como santísimo, padre, amado, bendito, etc.

Lo que nunca he entendido es eso de porque Dios es macho y lo debo imaginar como una voz de trueno en mi cabeza cuando puede ser lo que le da la gana de ser.

Si, así como comercial de Barbie.

Es inevitable emocionarse,  para los  que los hemos experimentado sentir a Dios, es esa chispa de vida que nos diferencia de la muerte, Dios es vida y cuando te sientes muy vivo, eres Dios, con todos sus nombres.

Vive.

 

LA MUERTE

No me nombres

 

Hablar de la muerte, pensar en la muerte, tomar conciencia de la muerte, cuando ocurre no sabemos, pero si tenemos plasmado el recuerdo atávico de todas las muertes vívidas de nuestros muertos queridos, el dolor sordo el silencio vacío, el sin sentido del después, el continuar. 

La muerte siempre, ahí, atrás, lo sé, al lado, latente.

¿Què nos pasa con la muerte, por qué el miedo si es algo que traemos en la memoria ancestral por què la muerte nos asusta tanto?  

¿O no es susto,   sino expectativa de que hay algo bonito como en los sueños de nuestra cabeza?

Y en el mejor de los casos, esperamos la nada; porque sería bueno eso de ser  abono para unas matas de mango, pero no sabemos que hay más allá,  y esto sí está en la memoria,  el no saber, pero a la vez sentimos que hay algo mas allá, no se si  boreal, angelical sismico, platonico, depresivo, desesperanzado, pero esta descomposición orgánica no tiene nada que ver, ni con el que lee ni con el que escribe, hay algo.

Bien pensemos esto nosotros como adultos; si nuestros padres se fueran a un crucero, con todos los gastos pagos, rejuvenecidos sin dolores y libres, o nuestros hijos o cualquier ser amado, se va a un lugar de paz y amor mejor que este plano, porque no ser felices por su felicidad. Es nuestro apego y nuestro miedo, no se si les pasa, pero a veces los días se nos hacen muy largos o cortos, no importa pero es mucho encierro para este pajarito enjaulado dentro que espera lo inevitable para volar.

Pero, la muerte es un pensamiento inminente que también nos mima y  envuelve sobre todo cuando  estamos llenos de Dios y del amor, entonces la muerte significa transformación y cambios. Cada cultura y religión interpretan a su manera el significado de la muerte.

Y para poder abrazar la muerte debemos comprender el amor.

 

 

EL AMOR

 

¿Qué es el amor?

Pues para mí, es la muerte Dios y yo. El empuje la pasión y la chispa divina de Dios que me enciende con la muerte soplando, sabiendo que tienes que hacer lo mejor con lo que tienes. El amor es el estado mas sublime de los componentes de este plano actuando, el amor es lo que equilibra el caos y la prueba, el amor es la varita mágica para abrir la puerta de la gran fiesta de la vida

Entonces Dios enciende la chispa de tu vida, y te alienta y llega el amor como leña en fogón a avivar ese fuego para que te mantengas ahí feliz ardiendo, y la muerte te sopla y tu llama enciende porque quieres dejar todo tu ardor antes que la muerte con sus soplidos nos deje hecho cenizas

Y esas cenizas de un amor que ardió, serán el abono de la mata de mango que les hablaba

(debería escribir para tarjetas de cumpleaños )

 

YO

 

Yo soy todas ellas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Entrevista y el Diálogo.

ANALISIS ENTRE LIBERTAD Y LAS RELACIONES INTERPERSONALES

RELACIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA COMUNICACIÓN SOCIAL