Loading...

Che Comandante

domingo, 8 de febrero de 2009

Democracia



El concepto de democracia ha sido a través de la historia susceptible de diversas interpretaciones desde sus inicios cuando fue concebida como poder del pueblo se ha mantenido la intención de conservar tal definición pero adaptándola siempre a las necesidades e intereses de los grupos sociales dominantes en cada momento histórico. Lo podemos encontrar con distintas prácticas llamadas democracias en variadas etapas en el tiempo y en muchos lugares en el mundo. El termino democracia ha sido utilizado para calificar variados regimenes de dominación, encontramos con que cada vez una etapa va superando a la otra en términos de derecho ciudadano.

En nuestro país con el inicio de nuestra vida republicana se asiste a la puesta en practica de este concepto; desde entonces se ha venido experimentando una serie de cambios y avances que lo colocan en el transito de dominaciones oligárquicas pasando por dictaduras militares, experiencias populistas, ensayos representativos hasta llegar a nuestros días cuando se presenta una nueva propuesta la cual es la democracia participativa y protagónica.

Como proceso político es un hecho histórico y social, obviamente es de esperar que existan posiciones encontradas en el seno de la sociedad; un sector a favor y otro en contra, cabe destacar que ninguno de los dos polos esta en contra de la democracia, sino que uno de ellos esta en contra de la propuesta de democracia participativa y protagónica como tal.

La actual etapa histórica que esta viviendo el país ha estado caracterizada por candentes debates en torno al modelo de democracia y sociedad que se aspira establecer. La mayor parte del tiempo este debate ha sido político, en la calle, con debate y confrontación de ideas y propuestas; sin embargo también ha estado presente la violencia, fuertes choques entre defensores de las dos posiciones han marcado tristemente los tiempos mas recientes; así pues de lo que se trata en la actualidad es de darle continuidad a un proceso de crecimiento histórico que se viene experimentando en nuestra sociedad y lograr con el máximo de participación y respeto haya un punto de equilibrio y respeto entre los actores políticos y sociales, esto en el mejor de los casos, de no ser así la solución lógica de establecer como modelo el que respalde la mayoría de la población.

Es un debate donde conseguimos distintas visiones de la democracia, por una parte la llamada representativa y por otra, la participativa “En todos los pueblos hay personas, instintos y clases privilegiadas, que resisten mientras pueden el avance del pueblo a la conquista de sus derechos. Todas estas clases, instituciones y personas, sabiendo que en un régimen sinceramente democrático serán arrollados por el pueblo, oponen a la soberanía de este como poder moderado y principio de orden, según ellos el poder representativo representante de la tradición y los llamados derechos históricos. En la democracia representativa no hay más que un poder la oligarquía; en la democracia representativa y protagónica verdadera uno sólo también el pueblo, pero como el salto les parece brusco, se fija la democracia representativa en que mediante un pacto con la oligarquía comparten el poder. He aquí la clave de la distinción entre la democracia representativa y democracia participativa y protagónica, y he aquí el origen del socialismo y la democracia representativa, la duplicidad de poder, absurdo de los absurdos. Dos poderes es la fuente del mal, no pueden ejercer el poder proindiviso y todo lo que se de al uno se quita al otro, resultando que solo la oligarquía tiene el poder”

Aquí apreciamos una visión de clases de lo que es la democracia representativa y la democracia participativa, donde se confrontan las visiones y los intereses de dos marcados sectores de la sociedad, la visión que apunta hacia el impulso de cambios estructurales profundos que produzcan un nuevo orden social y el nacimiento de una nueva forma de concebir y vivir la democracia. Los sectores representativos de los estamentos sociales que controlaron el poder político y económico en la segunda mitad del siglo XX, con el debido derecho que le existe define y defiende lo que es su visión de la democracia.

“Es muy importante tener claro que Venezuela es un país donde la democracia es viable y ha sido posible, como vocación y como realidad, aunque con interrupciones y accidentes. Desde 1811 la vocación por la libertad ha sido constante. Es un principio continuo, duradero, vertebral. ¿Cuál ha sido más persistente la libertad o la igualdad? Los dos nacieron parejos, porque la guerra civil que fue la Independencia los emulsionó; pero la igualdad, a mitad del siglo XIX, en tiempos de la federación adquirió tintes que se mezclaron con ese riguroso proceso de homogenización profundo que es el mestizaje. Somos una sociedad mestiza, con armonía en el espíritu. Así lo hemos sido y esta fue nuestra fuerza y nuestro privilegio frente a otros países del continente americano que difícilmente pudieron establecer la libertad porque su vocación igualitaria era traumática o insuficiente. Aquí asociamos temprano la libertad con la igualdad”

La interpretación del concepto de democracia por parte de estos actores se desdibuja en conceptos genéricos que desconocen las realidades internas de la vida social diaria. El concepto solo frente a una realidad tangible, existente pero que no se quiere ver. La realidad de unos pocos teniéndolo todo y una mayoría que lo produce y no lo disfruta.

No cabe duda que en la actualidad encontramos en la sociedad venezolana una franca confrontación entre dos modelos de democracia que implica dos tipos totalmente distintos de sociedad; uno anclado en el pasado esencialmente y remozado su discurso con nuevas categorías, el otro proponiendo un estadio superior de organización social mas incluyente solidario democrático y participativo, pero también con categorías innovadoras en nuestra realidad tales como el Socialismo del siglo XXI.

Sin duda las posiciones están tomadas, la confrontación es frontal y la salida puede ser pacifica o violenta pero invariablemente de conformidad con el devenir histórico siempre habrá una posición que triunfe sobre la otra.
“En caso de disidencia ¿Quien decide? De hecho ya lo sabemos, el más fuerte que puede ser el pueblo y puede ser el poder representativo apoyado en una intervención extranjera como la del 11 de abril del 2002 con cuyo socorro establecieron los oposicionistas de 11 el depotismo empresarial. Mientras la soberanía esté repartida entre el pueblo y revolución tendremos frente a la opinión pública las corazonadas privadas. El dogma fundamental del socialismo, su esencia, lo que lo distingue de la democracia representativa, el punto de unión de todos los socialistas, es la soberanía nacional. Por encima de la voluntad del pueblo no hay más que la ley aceptada por el mismo pueblo; pero aceptada libremente. La idea de considerar la democracia representativa y alternativa, propiedad transmisible y no administración delegada, es una consecuencia de la doctrina de la soberanía condicionada”

La historia no se detiene aunque en algunos casos pareciera repetirse no es así es un devenir continuo donde la tendencia humana es al ascenso y al progreso es a la superación de las situaciones y su sustitución gradual o violenta por otras superiores; nada de lo que ocurre en la sociedad por malo que se presente lo es totalmente; ya que siempre habrá el aprendizaje para la superación y la construcción de niveles de vida superiores y más humanos. Cada etapa en la vida de una sociedad crea condiciones para el nacimiento de otra mas humana; las contradicciones entre los actores sociales y la imposición de unos sobre otros no niega los aportes de la etapa precedente. Toda sociedad humana esta en constante crecimiento y avance; la sabiduría de los actores esta en identificar lo mas aprovechable del final que se convierte en el inicio de una nueva etapa.

“El hombre, ya hombre, jubila a su nodriza, como el que ha subido con escalera recoge la escalera y la arrincona; así debemos hacer con la democracia representativa y alternativa. Esta caerá con todos sus chirimbolos como le caen a los niños los dientes de la boca para salirle nuevos, como cae la costra cuando la herida cicatriza. La democracia representativa ha cumplido con nosotros haciéndonos que nos uniéramos; nosotros cumplimos con ella enterrándola junto a sus chirimbolos con cariño y respeto en el panteón en que duermen sueño eterno los dioses muertos. Si se sostuvo la democracia representativa, es porque sirvió de agarradero al caciquismo que en ella se apoyó, le sostuvo y lo esta precipitando, el pueblo que quebrantado por medio siglo de luchas cruentas murmura ya basta de explotación. Solo falta que el pueblo, vea que toda otra soberanía hace ilusoria la suya, se sacuda y sacuda al caciquismo encaramado en los chirimbolos. Esta libertad empírica entre la verdadera libertad y la democracia representativa debe tener una razón, y esta hay que buscarla, seguros que nos dará la clave para discernir la esencia de la “democracia representativa y condicionada” y lo que es el socialismo.”

Sin duda que nos encontramos en la actualidad en un punto de inflexión histórica, quiebre en la línea de desarrollo histórico donde la confrontación de clases necesariamente debe producir un desenlace. La pugna de fuerzas en muchos momentos se mantiene casi equilibrada, pero en otros se inclina hacia el lado de las fuerzas insurgentes, nos seguimos manteniendo en la situación donde, parafraseando a Granmsci, lo que debe morir no termina de morir y lo que esta por nacer, no termina de nacer. La historia la hacen los hombres y la escriben los vencedores y en esa puja constante aun nos encontramos solos; pero seria un pobre tributo a la verdad el pretender que solo la corriente de pensamiento y acción que viene avanzando en tropel hacia el cambio es la que se impondrá sin ninguna resistencia; la contraparte ha venido accionando para imponer su concepto de democracia y aun habiendo sufrido significativas derrotas en el campo político, económico, social y cultural sigue manteniendo planes de acción con apoyo externo y clara definición interna que aunque les ha costado instrumentarlos en la practica no significa que cesaran en su intento. En cualquier combate las partes tienen sus armas y también sus planes, solo la coherencia en la instrumentación de los mismos dará el triunfo a uno u otro. Las fuerzas insurgentes mantienen sus propuestas en la calle y la resistencia al cambio igualmente posee su plan.
“Tenemos que estar muy conscientes y maduros de la decisiones políticas que debamos tomar. Lo pragmático en este momento, es la de prepararnos desde ya, a la toma por las vías democráticas de las Gobernaciones, Consejos Legislativos Regionales y Alcaldías, quedan aproximadamente 180 días para ese evento.
La constitución sobre la poderosa arma de la asamblea nacional Constituyente, expresa:

Capitulo III
De la Asamblea Nacional Constituyente
Artículo 347. El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución. Articulo 348. La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; Los Concejos Municipales en cabildos, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; y el cuarenta por ciento de los electores inscritos o electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.
Este instrumento constitucional tan importante, usarlo en estos momentos podría distraer un trayecto en el cual se necesita mucho trabajo y esfuerzo como es las elecciones de las autoridades regionales. La cautela y la sensatez indican que esa arma debe posponerse para emplearla en el momento adecuado, como por ejemplo, posiblemente luego que se ocupen los diferentes espacios de direcciones regionales y la posible elección de nuevos diputados a la Asamblea Nacional posterior a una enmienda. Si se logran las Gobernaciones, Consejos Legislativos, alcaldías y una posible mayoría en la AN ¿Que podría suceder? Indudablemente que el mapa político será mas sólido, promisorio y claro, para la Venezuela de todos los venezolanos”

Si apreciamos con atención todas las confrontaciones y los cambios que se han venido operando en nuestra sociedad en la ultima década donde se han dado cita en el escenario los actores políticos y sociales presentado enfrentamientos ideológicos en el campo del debate y la discusión de ideas así como choques violentos con saldos trágicos podemos decir que no estamos cerca de una solución definitiva a esta situación. Cada sector mantiene y mantendrá su acción en la calle y sus planes orientados al triunfo de su posición, pero lo que es una verdad absoluta es que ya no puede existir salida alguna sin la participación ciudadana, sin la participación del pueblo organizado.

En medio del calor de esta confrontación la sociedad venezolana ha venido avanzando notablemente en lo que es la organización popular, nuevas formas asociativas orientadas a garantizar la participación del pueblo en la conducción del destino del país y en el disfrute de los recursos de la nación, han caracterizado los últimos tiempos. Si asumimos que la historia es dinámica y constantemente avanza también deberíamos asumir que los derechos son progresivos como establece la constitución, luego pues muy difícil seria separar al pueblo de estas nuevas instancias participativas que le han permitido empoderarse notablemente. Corresponde a quienes mantienen la propuesta de profundizar la democracia participativa y protagónica avanzando hacia el socialismo; profundizar en la apertura de espacios cada vez mayores para que el pueblo continúe creciendo y madurando políticamente haciéndose cada día mas sujeto de su realidad y constructor de su futuro. La democracia participativa deberá emanar de la práctica diaria de un pueblo organizado haciéndose cada día más corresponsable en todo lo que significa el nacimiento de la nueva nación venezolana. La participación ciudadana se convierte hoy por hoy en la piedra angular que determina el conjunto de cambios en todos los órdenes que se han venido presentando y marca las señales principales de los nuevos tiempos. La vida natural de los hombres frente a la vida de las sociedades es efímera; la republica que se intenta redundar llevará muchos años para consolidarse pero lo mas importante es que si se hace a través de la participación del pueblo organizado ese crecimiento de la vida social sobrevivirá a muchas generaciones.

Por su parte las fuerzas que hasta hoy pretenden reeditar en la practica la realidad del pasado aunque en su discurso hablen de no hacerlo sino también de construir algo “diferente”; se les hará bastante difícil el poder sintonizarse de una manera sincera y real con la nueva practica de la participación ciudadana al resultar esta ajena a los intereses de potencias extranjeras y grupos económicos privilegiados locales que persisten en reproducir sus obscenos privilegios.
Aunque la democracia participe de la política y tengan zonas de confluencia es mucho mas que simple política la democracia es el ejercicio cívico del libre albedrío religioso es un derecho y es un deber si la entendemos como el libre ejercicio de la autodeterminación de los pueblos, como la libre expresión de las ideas contrarias o a favor del sistema preestablecido entonces deviene en expresión pura de la opinión ciudadana, sin ser el mas perfecto ni mucho menos el mas acabado de los sistemas políticos de ejercicio y participación en la vida publica, es el único capaz de auto perfeccionarse puesto que lleva en su propio seno e imbuida en su propia naturaleza el germen de la opinión contraria como uno de los elementos esenciales o fundamentales que la mejora y la perfecciona, siendo inclusiva por naturaleza su regla fundamental lo único que excluye es la falta de consulta en la unilateralidad de las decisiones en su forma mas pura, sino excluye a los grupos de poder hegemónicos cuando menos prevé la sustitución de los mismos a través de las decisiones tomadas por la mayoría el grado de evolución de los pueblos constituye el camino por el que transitan sus democracias ( de existir estas). Venezuela dentro del continente tiene una vieja data de ejercicio democrático aun los golpes de Estado han buscado la legitimación de la mayoría por el ejercicio democrático, hemos de diferenciar la elección de el ejercicio democrático no por tener mas elecciones que ningún otro país en los últimos diez años podemos situarnos por encima de otros países del hemisferio en cuanto a ejercicio de la democracia se refiere lo que en verdad debe validar el ejercicio democrático es que las instituciones democráticas y las autoridades elegidas a través de su ejercicio pongan por encima el interés colectivo sobre el interés personal o el de grupos mayoritarios o minoritario. La democracia venezolana con todas las fallas del sistema se ha perfeccionado a si misma ya que por los mismos principios universales de los que participa como toda democracia ha excluido a gobernantes individuales a grupúsculos que otrora detentaron el poder ha encarrilado dentro de sus sistemas de valores a quienes atentaron contra sus principios por motivos validos y legítimos o no, y ha demostrado que la alternatividad también es uno de sus valores fundamentales e inherentes sobre pretensiones hegemónicas o de carácter univoco. Así pues se ha auto perfeccionado a si mismo e independientemente de la percepción momentánea que como pueblo podamos tener su evolución corre sin prisa pero sin pausa a la par del devenir histórico de la nación.

Sin duda que la democracia ha estado, está, y estará en continua construcción siempre un día superando al anterior y aspirando que el siguiente sea mejor que el de hoy. La esperanza es del pueblo, la acción de construcción también lo es, por lo tanto el futuro nos pertenece.

ANALISIS ENTRE LIBERTAD Y LAS RELACIONES INTERPERSONALES


La Libertad según el autor Guillermo Cabanellas en una de sus definiciones; es la facultad humana de distinguir el pensamiento o la conducta según los dictados de la propia razón y la voluntad sin determinismo superior ni sujeción a influencia del prójimo o del mundo exterior. Entonces tenemos que la libertad; nos recuerda aquellas líneas de la Biblia y de libros legales y jurídicos donde nos hablan sobre el libre albedrío, la libertad es eso, tener el albedrío para dirigir nuestras vidas, pensamientos y acciones.
Ahora bien, ¿hasta donde llega o debería llegar nuestra libertad? La libertad forma parte de la evolución del hombre y la sociedad, hemos tenido que adaptar la libertad a través de las sociedades y las relaciones interpersonales que se han modificado a través de las mismas. Las relaciones interpersonales; son aquellas que nos ayudan a crecer como individuos, respetando la forma de ser de los demás y sin dejar de ser nosotros mismos. Las relaciones interpersonales; las buenas relaciones interpersonales nos ayudan a convivir con otros seres humanos, logrando así socializar y crecer como sociedad.
Tomando en cuenta la evolución del hombre y la sociedad la libertad ha adoptado diversos matices o aristas y se ha ido adaptando a las sociedades, respetando al otro en su cultura para así ser todos respetados.
Hoy en día, se ha dado un fenómeno en América Latina, es el resurgir del socialismo, donde el colectivo prevalece, buscando la comprensión, comunicación y entendimiento entre los seres humanos. Desarrollándonos íntegramente a través del otro con el fin de encontrar sentido a nuestras vivencias sociales e individuales, buscando la armonía entre las comunas, o sociedades. Respetando al otro compartiendo y aceptando hasta nuestras diferencias, en pos de objetivos comunes.
La libertad, está vinculada estrechamente con las relaciones interpersonales que es el freno o el factor delimitante de la misma. Podemos deducir que el hombre no es enteramente libre, ya que hay factores que regulan esta “libertad” para poder convivir en sociedad, hay pautas de conductas, normas y reglas que establecen y regulan nuestra libertad, en pos de unas mejores relaciones interpersonales y sociales.
Según lo citado por Juan Monroy, tenemos que el hombre nacido de una relación de dependencia con los otros necesita limitar y delimitar su propia libertad, para no afectar sus relaciones interpersonales, y por ende a la sociedad.
Entonces si tenemos libre autonomía respecto a la libertad, hay factores evolutivos de las sociedades que rigen la misma, y estos factores, desencadenan sociedades espirituales, sociales, económicos, culturales, deviniendo así, constituciones, normas y reglas para que nuestra libertad, no afecte al otro, sino mas bien en busca de armonizar y cocrear en colectivo, consecuencia de esto mejoraran nuestras relaciones interpersonales, sociales y de sociedad.
Si vamos a la creación Dios creó al hombre libre, nos da la libertad de determinar libremente a obrar, en la Biblia refiere una cita que reza lo siguiente “todo no es licito, más no todo nos conviene” ese convenir a mi parecer, es el limite que debe tener en nuestra libertad para no atentar contra nosotros, ni contra el prójimo; afectando así nuestras relaciones interpersonales.