Loading...

Che Comandante

jueves, 6 de noviembre de 2008

IGLESIA Y ÉTICA EN INTERNET

«INTERNET: UN NUEVO FORO PARA LA PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO».

Jornada mundial de las comunicaciones de 2002

La Iglesia persiste a través de los tiempos la labor encomendada por Jesucristo “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio” emprendida el día de Pentecostés, cuando los discípulos, con el poder del Espíritu Santo, salieron a las calles a anunciar las Buenas Nuevas en diversas lenguas. En siglos, este cometido se extendió a todos los rincones de la tierra, a medida que el cristianismo enraizaba en muchos lugares y aprendía a hablar las diferentes lenguas del mundo, cumpliendo siempre el mandato del Sr., de anunciar el Evangelio a todas las naciones

Internet es un nuevo «foro», entendido en el antiguo sentido romano de lugar público donde se trataba de política y negocios, se cumplían los deberes religiosos, se desarrollaba gran parte de la vida social de la ciudad, y se manifestaba lo mejor y lo peor de la naturaleza humana. Para la Iglesia, el nuevo mundo del ciberespacio es una llamada a la gran aventura de usar su potencial para proclamar el mensaje evangélico.

"La Iglesia e Internet” se remite al origen de toda comunicación, la Trinidad, y al modelo de toda comunicación, Jesucristo. El ciberespacio es visto como un nuevo ámbito para la misión de la Iglesia, capaz de ver ya en él una serie de valores que deben ser potenciados, y una serie de carencias a las que ella puede responder. Con la "Communio et progressio”, el texto invita a humanizar Internet ofreciendo a Cristo, con creatividad, con los nuevos lenguajes necesarios, aprovechando la interactividad con coherencia e intrepidez apostólica. Acomete el tema de la opinión pública en la Iglesia, la educación y la formación a distancia, el valor de la presencia evangelizadora virtual sin dejar de priorizar la presencia real y la participación física en comunidades eclesiales. Impulsa a todos los sectores de la Iglesia a conocer y usar bien Internet como espacio para la comunión.

Ética en Internet" se envía a todo tipo de personas piadosas que pretendan analizar la futilidad mundial y juzgar con formalidad las potencialidades y consecuencias de su uso. Es, en cierto modo, una llamada a abandonar la frivolidad. Y no sólo es tomarse en serio el asunto; el documento invita a los usuarios de Internet a evitar y abandonar cualquier uso negativo de este medio. Desencantados de las estrategias del odio, de la violencia, de la xenofobia, los usuarios han de decidirse a usar para el bien este magnífico instrumento de la tecnología. Esos dos pasos serían la premisa necesaria para construir, con Internet, una humanidad más justa y armónica.

Las palabras claves que encontramos en este documento: centralidad de la persona y la comunidad; bien común; solidaridad; libre expresión, responsabilidad, valores. Ante la globalización y la creciente era digital, el documento invita a una enérgica acción de justicia. Dominación cultural, efectos en la familia, trivialidad de la información, son otros de los temas acometidos por el documento. Tomando en cuenta que los usuarios del futuro "pueden convertirse en una vasta y fragmentada red de personas aisladas que interactúan con datos y no directamente unos con otros". Invita, así, a la relación personal y la responsabilidad en un mundo marcado por un concepto absoluto de la libertad. En este clima se hace aún más importante la defensa de los niños y los débiles.

No hay comentarios: